Durante algunos años ha existido para los contribuyentes (personas jurídicas) la incertidumbre sobre el tratamiento tributario de las remuneraciones pagadas a sus representantes legales, referente a si estas deben ser facturados como honorarios profesionales  o si el representante legal debe ser afiliado al IESS reconociendo la aportación respectiva.

Mediante Circular NAC-DGECCGC14-00002, publicada el 12 de febrero del 2014 la Administración Tributaria había establecido como postura que los emolumentos pagados por las empresas a sus representantes legales deben ser facturados como honorarios y aportados de manera voluntaria al IESS, posición que de ser aceptada por los empresarios , podría haber  generado una tributación excesiva para las personas naturales (representantes legales) debido a que estos se veían expuestos a un pago del 17.6% por concepto de aportación al IESS y de hasta el 37% por concepto de Impuesto a la Renta.

Este argumento ha sido considerado por el SRI en varias determinaciones estableciendo como requisito de deducibilidad de este gasto que el representante legal se encuentre afiliado bajo el RUC de la compañía bajo el código 109 GERENTE ADMINISTRADOR SIN RELACIÓN DE DEPENDENCIA, aportando al IESS bajo la totalidad de sus honorarios facturados por concepto de representación legal.

Sin embargo el pasado 28 de octubre del 2022 el SRI emitió la Circular NAC-DGECCGC22-00000004 sobre el tratamiento de los honorarios pagados a los representantes legales en donde ahora menciona que “(…) a efectos de registrar la deducibilidad de los gastos por concepto de honorarios pagados por una sociedad a su representante o representantes legales (mandatarios o administradores), no es menester acreditar el pago de aportes patronales a la seguridad social, en tanto que la relación contractual en estos casos se circunscribe al ámbito civil y no laboral, tal como lo prevén los artículos 36 y 308 del Código del Trabajo.”. Con la emisión de esta circular, a partir del 2022 y en adelante se corrige la posición errónea del SRI, que podría haber derivado en una excesiva tributación generada bajo dicho esquema para los representantes legales ya que elimina la condición de la afiliación al IESS a efectos de soportar la deducibilidad de dicho gasto para la empresa.

Ante cualquier inquietud sobre el tratamiento tributario a los representantes legales, no dudes en contactarnos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí